:: la rama dorada

“La rama dorada: un estudio sobre magia y religión”  es una obra de estudio comparativo de mitología y religión de gran envergadura, escrita por el antropólogo escocés James George Frazer (1854–1941). En ella define los elementos comunes de las creencias religiosas. Su tesis de trabajo es que las viejas religiones eran cultos de fertilidad que ocurrían alrededor del culto y sacrificio periódico, de un rey sagrado. Este rey era la reencarnación de un dios que moría y revivía, una deidad solar que llevaba a cabo un matrimonio místico con la diosa de la Tierra, la cual moría en la cosecha y se reencarnaba en la primavera.

El título está tomado de una obra del pintor inglés J. M. W. Turner, quien en su obra homónima pinta el lago del bosque de Nemi, al que en la antigüedad se le llamaba “Espejo de Diana”; a su vez el pintor siguió la leyenda de la rama dorada citada por el poeta latino Virgilio en la Eneida. En este poema, Eneas y la Sibila de Cumas presentan la rama dorada a Caronte, el barquero del Hades, para conseguir entrar. La película Apocalipsis Now (1979), de Francis Ford Coppola, tiene como trama secundaria precisamente esta leyenda, reinterpretada en la figura del coronel Kurtz y su némesis. La Rama Dorada es también el segundo trabajo de Helena Goch. En esta ocasión, la autora recrea paisajes de intimidad épica bajo texturas de vaporosa electrónica esta vez con letras en castellano. 

imagen::calber 
Intervención sobre La rama dorada (de la Eneida), 
pintura de J. M. W. Turner.


La cantante valenciana Helena Goch (Helena Sanchis-Guarner) está preparando su tercer disco. Delicadeza y canciones que dan buen rollo. Una voz sensual con timbre inconfundible que lo llena todo de alegría, de música deslumbrante. Helena es dulce y esa es su carta de presentación, a modo de “sweet Jane” de la Velvet Underground y brilla bajo gorra o corona de flores. Debutó allá por 2014 con Little Tiny Blue Men (Ernie Producciones) denotando un estilo de máxima ternura, con sus ingenuas y melancólicas letras, una voz sensual y una dosis de pop-folk. Los oyentes de Disco Grande (Radio 3) la consideraron “Mejor artista emergente de 2014” En su segundo álbum: La rama dorada (Ernie Producciones, 2017) cambió del castellano al inglés, pero manteniendo su característico tono melódico y su sensibilidad. Su apretada agenda nos hizo coincidir hace la tira de años en una funeraria valenciana, pero esa es otra historia. Y tiene gracia porque la leo en una entrevista donde cuenta que su sueño inalcanzable es no morir. Ahora nos volvemos a encontrar en youtube, ha bajado de la montaña hasta nuestro estudio y comenzamos a trabajar en el grafismo de su tercer disco que está a punto de nacer.

Imagen::calber 2018

:: carretas, barcos

imagen::calber

      SONETOS - III

Del verdecido júbilo del cielo
luces recobras que la luna pierde
porque la luz de sí misma recuerde
relámpagos y otoños en tu pelo.

El viento bebe viento en tu desvelo,
mueve las hojas y su lluvia verde
moja tus hombros, tus espaldas muerde
y te desnuda y quema y vuelve yelo.

Dos barcos de velamen desplegado
tus dos pechos. Tu espalda es un torrente.
Tu vientre es un jardín petrificado.

Es otoño en tu nuca: sol y bruma.
Bajo el verde cielo adolescente,
tu cuerpo da su enamorada suma.

Octavio Paz

:: 100

imagen::calber


La gallina 


Con fecha la gallina pone un huevo sabio,
un obsequio que ilumina al embrión del mundo,
nace rica una hija y de ella otro hijo.

Por ella, historia y granja continúan.
Al viento teje las espigas en el trigo.
En ella eclosionan varias vidas (una vida)
difícil reto adivinar cuál es primera.

De madre en madre viene el mito.
Cantemos a la aurora, con lengua indecible,
con refranes en la cresta añil de la conciencia.
Su caudal es el pasado cotidiano y el amor,
un espejo, el ave transformadora de la noche.
Si levanta su capa de plumas,
nos interna en el cálido río de su ombligo.
En nave artificial vienen pájaros primitivos,
pero antes fue ella que el pan que comemos.


De la Plaquette: “Ensayo con animales”. Carlos Sánchez Alberto 
La República de la imaginación, Ed. Legados, Madrid 2009
::dedicado a mi abuela Marcelina en el día de su centésimo cumpleaños. Felices 100!
#felicidades #happybirthday #felizcumpleaños #primeros100 #family #aniversario #6deAbril1918

:: selva santa

imagen:calber

Se llama selva. En salidas como esta, de tan solo unos días, es preciso descansar, parar, estirar las piernas. Si encuentras cualquier fenómeno meteorológico, esta semana lo importante es pasarlo bien. Ir hacia un lugar denso, con vegetación frondosa, con dosel cerrado, sotobosque. Lo crucial es la santidad, saquemos lo mejor de nosotros. Que esta semana no haya espacio para las novedades. Que los hombres y mujeres, mujeres y hombres no luchen para hacerlo posible. Que lo que se escuche en la semana sea el saludo y no el reproche. Sobrevivamos en terreno silvestre. Construir, no juzgar, no dividir. En un bosque lluvioso tropical, entre musgos y helechos, a ras del suelo, al cual difícilmente llega la luz solar. Que no se vea la televisión o se escuche música jaranera, que no se muestre alegría extrema. Un espació plagado de hongos, lianas y epifitas. Que esta semana sea una jungla a la que se llega superándonos a nosotros mismos.

:: pan elefanta violín dedo

El riesgo está en el pan, entre las manos
de los obreros que trabajan con la piel.
La actualidad vive en el límite del dedo acusador,
en las manadas de gente que pululan las calles.
La música abandona las ciudades imperiales,
los lugares irreconocibles y la posibilidad.
Hay una afirmación que resiste hábil en el surco,
trato de ser masa madre, elefanta de la suerte,
viola, y dedo de mujer que no dispara su ira.

imagen::nicolás barahona

:: vidriera

Dieciséis años han tenido que pasar desde aquel 13 de marzo de 2002, en que falleció Carlos Castellano hijo ilustre de Valdilecha y enterrado en la Ermita de la Virgen de la Oliva, construida en el siglo XVII. Los problemas económicos de la empresa encargada de la fabricación de la vidriera conmemorativa, Vidriera-Arte SL con sede en Mestre (Italia), retrasaron su llegada hasta el día de hoy. Durante este periodo, han sido los donativos de personas del pueblo y la ayuda del propio ayuntamiento, los que han hecho posible el encargo, devolver su estampa a esta Ermita, que hoy martes y trece de marzo de 2018 se hace realidad con el trabajo de Tito y Nacho que se esmeraron en la colocación de la vidriera que corresponde a un ángel tocando un violín de corte medieval y que ya forma parte del patrimonio cultural del municipio

imagen::calber

::por entonces yo estaba trabajando para Vidriera-Arte SL en un pequeño pueblo vecino a Mestre, llamado Preganziol. Recibí la noticia del fallecimiento de Don Carlos Castellanos y el consiguiente encargo. Me fue imposible asistir a su funeral, aunque sentí mucho su pérdida. En cuanto al encargo, problemas con el diseño y los materiales fueron retrasando la consecución de la obra. Finalmente hoy, dieciséis años después se ha saldado la deuda con la colocación definitiva de la vidriera en el altar mayor de la Ermita. Ahí está el Ángel imponente velando por el ilustre compositor que descansa en paz eternamente.


Carlos Castellano Gómez (Valdilecha, Madrid; 19 de noviembre de 1904—Valdilecha, Madrid; 13 de marzo de 2002), fue un compositor y músico español. Nació en el seno de una familia numerosa de ocho hermanos (el mayor de los tres chicos). Desde su niñez se sintió atraído por la música en su pueblo natal; le emocionaba, por ejemplo, escuchar a las bandas del pueblo en las fiestas patronales o las orquestas de San Blas. Recibió sus primeras lecciones de solfeo de su madre Cándida Gomez. Posteriormente siguió ampliando sus conocimientos musicales, iba cada día a Madrid, hasta el conservatorio, viajando por las noches, acompañado de su padre Alejandro Castellano, a lomos de una mula, para llegar a sus clases diarias. Su reconocimiento y éxito no tardó en llegar. Ha sido considerado un músico fundamentalmente autodidacta que destacó por la genialidad de su vena creadora. Consiguió desde sus inicios conectar con los gustos del pueblo.

:: ciudades

imagen::calber

Las ciudades también son personas que queremos, sus sitios son trozos de nuestra memoria, de la pequeña historia personal. Lo que escribí ayer en los minutos finales de estancia y se llevó la fuerza de la naturaleza, la falta de retentiva, el poder de la máquina.

Esta ciudad tiene la capacidad de convertir la suerte en aliada. Otra vez la visita ha estado marcada por la contradicción entre la levedad del ser y la dificultad del no ser. Cuando vuelvo de allí me siento turbado y “speedico”. No pasa nada, todo se puede rescatar como se reinventa el recuerdo de los lugares por los que pasamos. Han sido un cúmulo de sensaciones mí último paso por su calles, el río y sus orillas. Toda la ciudad flotando en mi pecho como una máquina imparable, rebosante de energía. 

Ahora me enfrento a una urbe nueva, desprovista de ilusión, carente de lo que existía. Se ha producido una contrariedad, como yo mismo o el ciclo por el que atravesamos. Y entre el frío y la niebla invisible se vislumbra algo cercano, rayos de un sol irrenunciable. Pensar en esa huella comienza a ser gratificante.

Que gusto tener un paisaje idealizado al que siempre se puede volver. ¿Por qué no ocurrirá lo mismo con la tranquilidad, el sosiego o el amor? Me parece que lo que estoy escribiendo ahora aquí es muy diferente a lo que escribí ayer en la primitiva ciudad. Porque todo es aquí desigual y yo soy otro y el mundo es el mismo disfrazado de futuro esperanzador.